Dollar cost averaging (DCA) es una estrategia de inversión en la que una persona divide el monto total a invertir en compras periódicas en un esfuerzo por reducir el impacto de la volatilidad en la compra general. Las compras ocurren independientemente del precio del activo y a intervalos regulares, lo que dan un precio de compra promedio y permite un mejor control de la inversión a largo plazo. Por ejemplo, un usuario puede destinar mes a mes u$s 500 de su salario. Si bitcoin vale u$s 40.000 (por ejemplo) obtendrá 0.012 BTC aprox. En el caso que Bitcoin suba o baje de precio, seguirá comprando mes a mes satoshis siempre con el mismo monto.

En la práctica, esta estrategia además elimina gran parte del trabajo dedicado a tratar de cronometrar el mercado para comprar tokens a precios determinados.  En el mercado la mayoría de los compradores esperan a que el precio de los tokens se desplome para “aprovechar el dip”  pero la mentalidad de DCA es diferente; no importa el precio, sino que lo importante es invertir de manera constante y a largo plazo.

Las cotizaciones de los activos obviamente no se mueven en una sola dirección. Por lo tanto, si divide las compras y las realiza de forma intermitente, maximiza sus posibilidades de pagar un precio promedio más bajo con el tiempo.

El Dollar Cost Averaging es ideal en un periodo bajista, ya que habrá mayor acumulacion a un menor precio. Pero el mejor momento para comenzar a invertir a través de este método sería cuando ya tengamos un ahorro constante mes a mes. A partir de este ahorro, se establece una cantidad fija para invertir y luego se realizan operaciones de forma periódica (mensual sería lo recomendable).

El DCA puede ser una herramienta útil para reducir el riesgo en las inversiones. Sin embargo, en esta estrategia de inversión se pueden perder rendimientos potencialmente más altos siguiendo otras técnicas. Si el mercado sube durante un período en el que está comprando de forma recurrente haciendo DCA, es posible que se pierda ganancias mejores que podría haber tenido si hubiera invertido de inmediato de una sola vez. Otra de las desventajas es que a largo plazo, suele haber un mayor coste en cuanto a comisiones. Aunque es verdad que hay exchanges que ofrecen comisiones reducidas, así como también distintas opciones de compra; como en el caso de Blocktane.

En definitiva, es una estrategia que requiere de mucha paciencia, constancia y disciplina. La gran ventaja es que al comprometerse con un enfoque DCA, los inversores evitan el riesgo de tomar decisiones pasionales y contraproducentes por codicia o miedo, como comprar más cuando los precios suben o vender por pánico cuando los precios bajan.